sábado, 8 de noviembre de 2008

Budismo y tal

El otro día, en una apasionante clase de Historia del Arte, a la profesora le dió por explicarnos la mitad de la filosofía budista.

Todo tiene una explicación: buscábamos entender el sentido de las estatuas de los Budas (esos hombrecillos con moñente, sentados sobre una flor de loto, con una sonrisa tranquila y los ojos medio cerrados... sí, como hippies fumados... básicamente), cuando de repente salieron a relucir ciertos dichos budistas que nos sirvieron para reflexionar sobre si el budismo puede ser considerado como religión o filosofía.

Dentro de la visión monoteísta que compartimos los países occidentales, el Budismo es considerado como filosofía (yo también me incluyo en ese grupo), y pueden decir con orgullo que es la filosofía de los "noteístas": niega por completo la existencia de un dios creador.
En cierto modo, para todas aquellas personas que a veces no creemos ni lo que nos cuentan en la tele, es una escapada para alcanzar "la felicidad", para buscar el "camino de la rectitud", tal y como haría una religión, pero sin la necesidad de creer sin ver.

Basado en conceptos como el cambio constante del mundo, el materialismo, la meditación... busca la transformación del ser humano en un ser feliz a través de la mente. Busca la creación de estados mentales positivos, como calma, concentración, conciencia... así como emociones de felicidad, amistad... Busca también el desarrollo integral del ser humano en los planos espiritual, emocional, intelectual y cultural.

Así pues, nos encontramos ante una religión que niega a dios y confía únicamente en la capacidad del ser humano para encontrarse a sí mismo, para ser feliz... Cuánto menos interesante, no? Nunca está de más ser feliz, y si te pueden dar un camino ya marcado para conseguirlo... por qué no aceptarlo?

Me despido con una frase que nos leyó la profesora... "no sigas las huellas de los antiguos... busca lo que ellos buscaron". Quien quiera interpretar, que interprete. Pondré el significado en posteriores actualizaciones.


aNa


PD/Ni soy budista, ni quiero serlo, pero no por ello me ha parecido menos interesante.

2 comentarios:

supersalvajuan dijo...

Reflexión, reflexión. Hubo unos años que a los famosetes les dio por el budismo, y acabaron muchos asqueados. Pasa como con el jazz

J. Felipe dijo...

Mira, ahora que hablas del budismo creo que es un buen momento para reivindicar el faeminismo, del cual soy devoto practicante.
Aquí dejo un video sobre su experiencia con el budismo:
http://www.youtube.com/watch?v=OAJnd26qqfw

Enjoy it!